Reseña de la novela ‘El médico de Córdoba’ (Herbert Le Porrier), escrita por Manuel Fernando Estévez

El médico de Córdoba
Cubierta de ‘El médico de Córdoba’ (DeBolsillo, 2017)

Herbert le Porrier (Cernauti, Rumanía, 1913 – París, 1977) se gradúa en medicina en la Francia de la Segunda Guerra Mundial (1940), época en la que ven la luz sus primeros textos. Años después es nombrado miembro del Comité Nacional de Escritores, cargo en el que permanece hasta 1956.

 

Autor de “El violín de Cremona” (1977), entre otras novelas, dramas, artículos, críticas y ensayos, Herbert le Porrier nos ofrece su obra “El médico de Córdoba” (1974), una novela histórica de alto contenido filosófico en la que el escritor rumano (que no puede ni trata de ocultar su condición de médico) se da a la navegación en las aguas profundas del judaísmo.

Si bien no es menos cierto que también analiza las religiones cristiana y musulmana con mayor o menor detalle según las exigencias de la trama, es con la judía con la que se permite ciertas licencias que a veces hacen que el lector profano en la materia se pierda en vaguedades que quizá (y digo quizá porque las intenciones de la obra son, además de históricas, claramente religiosas, metafísicas o filosóficas, colguémosle la etiqueta que más a mano nos venga) se alejen en parte del eje de la novela; un detalle que, aunque es de justicia advertir, en absoluto desmetece o resta interés por la lectura en ninguno de sus capítulos.

Ambientado en unos escenarios de lujo, la trama gira en torno a la figura de Moisés Maimónedes, descendiente de una conocida, respetada y querida dinastía de médicos e intelectuales de la Córdoba del siglo XIII. Un personaje real que hoy, en plena era de la información, sigue provocando auténticos ríos de tinta en los cuatro puntos cardinales del mapa mundi. Un personaje que, tras leer y beber de las fuentes de Avicena (Ibn-Sina) y formarse de la mano de Averroes (Ibn-Roschd), emprende, primero en la más absoluta de las soledades y más tarde con su familia, un viaje que le arrastrará a tierras toledanas y almerienses para años después trasladarse por el Mediterráneo a unas ciudades emblemáticas para las tres grandes religiones monoteístas: Fez, Jerusalén, El Cairo o Alejandría.

El personaje principal, Moisés, es claramente redondo, es decir, evoluciona a a lo largo de la historia en la medida que sus posibilidades se lo permiten. El resto, ya principales, ya secundarios o antagonistas (padre y hermano de Moisés, Averroes, Saladino…) son planos, lo que quiere decir que no experimentan una evolución significativa en la obra.

Estructurada en una introducción, treinta y nueve capítulos relativamente cortos, una evocación y un epílogo, Moisés Maimónides cuenta en primera persona a de Beaucaire y de Oppede, primo de Hugo, uno de los personajes del libro, la historia de su vida. La novela está escrita en un estilo claro y ameno, en ocasiones exquisito o incluso preciosista, en el que la traducción juega un papel fundamental para conseguir el atractivo y la sencillez que el lector medio español podría reclama de un escritor extranjero.

Para que el lector se haga una idea del estilo que maneja Herbert le Porrier en la obra que nos ocupa, la más conocida de su catálogo, bastaría citar un fragmento cogido al azar del texto de la misma:

“Ibn-Moischa intercambió unas palabras en voz baja con sus asesores. Sois libres, dijo. La muchedumbre se apartó para dejarnos pasar. A la noche siguiente y antes de que se cerraran las puertas, uno tras otro para no ser vistos juntos, salimos de Fez la Santa para siempre”.

Para finalizar, me permito decir, después de su análisis, que nos encontramos ante una obra que sin ser un tocho de mil páginas (como muchos best sellers del mismo subgénero) supera con creces la prueba a la que el lector suele someter a la novela histórica: veracidad, documentación y un ritmo que ni cae en el tedio ni se aligera en exceso. Chapeau.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s