Reseña de la novela ‘El coleccionista de atardeceres’ (Óscar Guerrero), escrita por Carmen Prieto

“Hay lugares de los que nunca se vuelve”


9788494676338.jpg
Cubierta de la novela ‘El coleccionista de atardeceres’ (Playa de Ákaba, 2017)

«En ocasiones debemos afrontar nuestro destino», nos dice un personaje de la novela.  Y eso es lo que hace Andrea, una consultora de éxito, cuando muere su tío abuelo, afrontar un destino que no le corresponde, que se le impone y que cambiará no solo su vida sino también la de aquellos a los que decide acudir en busca de ayuda. Marc, un antiguo novio, y su amigo Topo trabajarán para ella en dos frentes relacionados con la herencia que le ha hecho presidenta del grupo empresarial familiar, y al mismo tiempo poseedora de una importante colección de cuadros, que les traerá más de un quebradero de cabeza por su origen incierto. En 1940 los nazis habían ocupado Francia y en París eran frecuentes los saqueos; muchos sacaron partido del desconcierto. Casi setenta años después, el arte, como comprobarán Andrea, Marc y Topo, sigue siendo un negocio a veces peligroso.

El coleccionista de atardeceres es un reto que se disfruta si se confía en el autor, si aceptamos que como lectores nos debemos poner en sus manos, y si queremos dejarnos llevar para participar del relato como cómplices de un narrador en 3.ª persona, que nos guiará por la historia sin soltarnos. El camino es fácil, pues está sustentado en pautas temporales y espaciales bien marcadas, y en una estructura establecida en capítulos que se suceden linealmente, interrumpidos con saltos atrás en el tiempo que ayudan a entender mejor  lo que pasa. La tensión narrativa, clave en la novela, no solo se encuentra en los personajes, muy bien caracterizados, sino también en la trama principal, enredada con otras secundarias, y marcadas todas por un ritmo manejado con soltura que se acelera o relaja en los momentos pertinentes.

A cambio de la confianza depositada, recibimos la recompensa de formar parte de la novela, sin posibilidad de intervenir en la misma, pero con derecho a interpretar las pistas y los guiños que se nos muestran a veces antes que a los propios protagonistas. Todo un premio a nuestra lealtad como lectores, que además es uno de los temas del libro. Lealtad que se mantiene a lo largo del tiempo y que surge de la amistad, del amor, a veces incluso de los intereses, y que nos llevará a «lugares de los que nunca se vuelve… lugares que te atrapan para siempre», según se nos dice en otra parte de la novela.

Hasta no finalizar su lectura, no sabréis si os ha atrapado o no el desafío de Óscar Guerrero Marín. Yo, por lo pronto, prometo repetir con su próxima novela, pues en esta he descubierto a un buen compañero de aventuras.

La novela ‘El coleccionista de atardeceres’ está a la venta en la web literaria Espacio Ulises

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s