Making of de la novela ‘Saudade’, de Josep Salvia Vidal

Texto del autor, Josep Salvia Vidal. ‘Saudade’ está a la venta en la web literaria Espacio Ulises


9788494691362
Cubierta de la novela ‘Saudade’ (Playa de Ákaba, 2017)

Empecé a escribir Saudade  el día 9 de octubre de 2016, una semana y dos días después de presentar mi primera novela, Madreselva, en el Café Gijón de Madrid. Fue un impulso incontrolado, un arrojo, en medio del estado de felicidad en el que me encontraba por haber publicado mi primer libro. Por primera vez en mi vida me sentía de verdad escritor. Y escribir otra novela, la segunda, era algo irrefrenable. Era como si la literatura me hubiese mordido. Porque la literatura es una bestia que a veces muerde. Primero fue el título. Saudade es una palabra que estaba dentro de mi cabeza desde hacía tiempo, dando vueltas como una peonza sin cordel. Me gustaba esa palabra por su sonoridad. Y por su significado. Significa algo similar a la nostalgia aunque no tiene una traducción literal al español. Nostalgia por aquello que se ha perdido y quizá no regrese. En la primera parte de esta novela, los protagonistas echan de menos una serie de cosas que han perdido. Incluso lloran. Pero eso no significa que sea una novela triste porque no lo es en absoluto.

Lo único que tenía claro al empezar, además del título, era el escenario. La novela transcurría en Lisboa. La elección de la capital lusa es totalmente personal y no obedece a ninguna otra razón que mi predilección por esa ciudad. Lisboa es una ciudad algo decadente en su aspecto pero es en esa ligera decadencia estancada donde se encuentra su atractivo. Es además, creo yo, una gran desconocida. La ciudad me hechizó desde el primer momento que puse un pie en ella. Era verano de 2007. Encontré una ciudad fascinante. Volví. La segunda vez fue en verano de 2012. Aquel día, Lisboa renovó su hechizo sobre mí que aún hoy perdura. Por eso la escogí como escenario de mi nueva novela. Era una especie de deuda pendiente de saldar.

Con el título y el escenario decididos nacieron los personajes protagonistas. Primero Miguel, después Esther y finalmente Alma. Luego llegaron esos dos grandes secundarios que son Renata, la portera del edificio, y el anciano y sabio Joaquín siempre acompañado de su perro fiel Sócrates. Y con los personajes llegó la historia. Situé a mi protagonista y narrador, Miguel, en un piso pequeño del barrio de la Alfama huyendo de su pueblo y de su vida tras una ruptura sentimental y empecé a escribir. Miguel es periodista y va a Lisboa por motivos de trabajo. El periódico para el que trabaja le encarga escribir tres reportajes sobre la figura del escritor Fernando Pessoa. ¿Por qué Pessoa? Pues porque es portugués, simplemente.

Precisamente esa estancia de un mes en Lisboa en una de las causas de esa ruptura de pareja. El viaje supone para Miguel la oportunidad de tomar aire, respirar, huir, ordenar sus pensamientos. Lisboa cambiará su vida por dos razones esenciales. Y una de ellas tiene que ver con la literatura porque Miguel, además de periodista, es escritor. Y, sin embargo, es un escritor que no escribe porque está inmerso en una crisis creativa por culpa de una primera novela demasiado exitosa. Eso cambia en Lisboa porque la ciudad le inspira. La literatura también le muerde a él una tarde mientras monta en tranvía y empieza a escribir una novela de forma frenética. Saudade es una novela llena de literatura y de fado. No en vano, Alma los canta en un local con su extraordinaria voz.

Escribí la novela en una libreta que aún conservo y con un mapa de Lisboa delante para localizar calles, plazas y monumentos que aparecen a lo largo de la historia. A medida que iba escribiendo el cuaderno se llenaba de trazos de tinta azul, de párrafos que formaban páginas, de tachones violentos, de flechas que parecían querer huir en todas las direcciones. Tenía el final claro, sabía dónde quería llegar. Sin embargo, el camino era una incógnita. Y dejé que fuese la misma historia la que me guiara por ese camino desconocido.

Todo fluía igual que un torrente de agua cristalina. Paralelamente, capítulo a capítulo, la novela tenía su puesta de largo en el ordenador. El cursor corriendo por la pantalla, mis dedos bailando por encima del teclado. Y así se fue completando el proceso de escritura de Saudade hasta llegar al punto final, algo que se produjo el día 27 de enero de 2017 a falta de las diferentes correcciones que llegaron luego. Después el vacío y la esperanza de llenarlo pronto con otra historia que contar, otros personajes con los que convivir durante un tiempo. Y, mientras tanto, la ilusión de publicar la novela y compartirla con los lectores que quieran leerla, algo que siempre me produce una inmensa gratitud.

Josep Salvia Vidal

‘Saudade’ está a la venta en la web literaria Espacio Ulises

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s